Avisar de contenido inadecuado

Evo Morales no es Hugo Chávez

{
}

De Siglo 21 N 1211

 

Ejemplo venezolano

 

La elección por voto popular de un candidato para enfrentar a Hugo Chávez en Venezuela en octubre, ha hecho meditar a muchos bolivianos en las similitudes que se darían en los comicios de 2014, si se presentara Evo Morales como candidato oficial.

Desde el gobierno nadie ha dicho palabra, pero todos los demás bolivianos hicieron cálculos y sacaron conclusiones.

Chávez y Morales: Hay una diferencia básica entre las dos situaciones, aparte de que la presentación de Morales está, de alguna manera, en duda.

La diferencia mayor es que, al menos en este momento, la popularidad de Chávez en su país es de 60%, mientras que la de Morales está descendiendo y se la calcula en 30%.

Nueva imagen:  La crisis en la popularidad del presidente Morales ha hecho que sus asesores le digan que debe cambiar su estilo, volviendo a las fuentes, y, por ejemplo, entregándose a los festejos del carnaval como no lo había hecho hasta ahora desde que está en el cargo.

Le han recomendado renunciar a toda concesión a las normas y formas de la burguesía y el colonialismo, para reforzar su impacto en los sectores mayoritarios.

Estilo chabacano: A raíz de esos consejos es que el presidente ha optado no solamente por prestarse a cantar coplas vulgares en el corso, sino también a hacer el anuncio de que quiere un nuevo palacio de gobierno. Le han dicho que, en el fondo, su decisión de comprar un avión presidencial muy caro, sin licitación, es algo que apoyan quienes piensan como él y creen que la bonanza económica es producto de sus políticas económicas.

Apuesta riesgosa: Algunos analistas han considerado que se trata del afán del presidente de indisponer, de provocar la inquina de las clases medias, para molestarlas, pero otros creen que son mensajes bien dirigidos a quienes prefieren la chabacanería, asumiendo que son la mayoría. Es una apuesta, peligrosa como todas ellas.

El motivo de todos estos análisis es la elección en Venezuela de Henrique Capriles Radonski, un político novato de 39 años, en las primarias de la oposición de ese país.

Insultos de Chávez: La masiva votación que recibió Capriles ha tenido gran impacto dentro y fuera de Venezuela, pero mayor impacto han tenido las rabietas de Chávez, que no ha dejado de insultar al preferido de quienes no quieren que él siga siendo presidente.

Lo curioso, y probablemente resultado de muy inteligentes asesores venezolanos o extranjeros es que Capriles no ha respondido a ninguno de los insultos de Chávez. Esto ha provocado que Chávez se ponga cada vez más colérico y suba sus insultos.

El mensaje de Capriles es que desea mostrar a los venezolanos que es posible gobernar bien Venezuela, sin llegar a decir que Chávez lo hace mal. Son mensajes abiertos, que incitan a meditar.

¿Se podrá gobernar bien Bolivia? ¿Habrá alguna figura que surja, capaz de mostrar, en su imagen y su discurso, que otra vía es posible en Bolivia?

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Evo Morales no es Hugo Chávez

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.