Avisar de contenido inadecuado

Estilo Corleone para policías corruptos

{
}

Economía de palabras

 

Pentángeli y los generales

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

En El Padrino II, Frank Pentángili había decidido revelar a la justicia todos los pecados de la familia Corleone, pero cuando tenía que hacer la acusación, Michael Corleone se presentó en el lugar acompañado del hermano de Pentángeli, como teniéndolo de rehén, y éste calló en siete idiomas.

Quizá sea una coincidencia, pero ya van dos generales de la policía boliviana acusados de narcotráfico han sido detenidos, pero junto a sus hijos.

De esa manera, René Sanabria, que está preso en Estados Unidos, quizá se sintió como Pentángeli cuando se enteró de que en Bolivia su hijo también ha sido detenido. Una especie de rehén. Y ha optado por callar. No ha hecho ninguna revelación sobre los nexos que tenía mientras era el zar antidrogas de Bolivia con otros funcionarios públicos, de menor o mayor jerarquía.

Ahora ha caído el general Oscar Hugo Nina ha caído preso y, qué casualidad, también está preso su hijo. Se suponía que él callaría acerca de los vínculos que tenía, pero parece que el método Pentángeli a veces o falla o es sometido a un criterio selectivo.

Ahora que hay una tormenta dentro del MAS, con acusaciones cruzadas, en una especie de tenis en que caen víctimas en uno y otro bando, Nina ha lanzado acusaciones contra Sancha Llorenti, Eduardo Rada y Felipe Cáceres.

Los expertos que conocen los intestinos donde se da la lucha en el MAS seguramente saben de qué bando son todos esos acusados. Los que vemos las cosas desde fuera tendremos que esperar a que en esta partida de tenis se produzca el golpe desde el otro bando.

Pero lo que el ministro de gobierno, Hugo Moldiz, no parece saber, es que todos sus antecesores, sobre todo Carlos Romero, negaban a rajatabla cualquier posibilidad de que los cárteles extranjeros estuvieran presentes en Bolivia. Y acaba de decir que Nina estaba en contacto con, nada menos, que el Chapo Guzmán, del poderoso cártel mexicano de Sinaloa, lo que complica más a Llorenti, Rada y Cáceres.

Todo este espectáculo, con generales, embajadores, ministros y exministros, además de viceministros comprometidos, viene a poner en situación incómoda al frente más leal que tiene el gobierno: los informes de la ONU, según los cuales en Bolivia vamos a tener que importar coca. Estos burócratas internacionales están haciendo el ridículo.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Estilo Corleone para policías corruptos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.