Avisar de contenido inadecuado

Economía ilegal subvenciona a la legal

{
}

Economía de palabras

 Burbujas controladas

 Humberto Vacaflor Ganam

 

Un reportaje acerca de la sobreoferta de departamentos de “alta gama” en La Paz dice que el sector estaría enfrentando una situación crítica, pero controlada, es decir que sería una burbuja controlada.

Yo había mencionado hace tres años que un economista de Cochabamba describía la situación de esa ciudad con algunas calles y avenidas flanqueadas por edificios altos con departamentos desocupados, y que parecen desfiladeros oscuros, por los que es difícil atreverse a pasar por la noche.

Luego, hace un año, mencioné cómo la sobreoferta de lotes de terreno en el proyecto de la primera “nueva Santa Cruz” había congestionado el mercado y que estábamos ante un efecto burbuja. Ahora llega la segunda “nueva Santa Cruz”, para callarme la boca.

Algo raro pasa, que las burbujas bolivianas no llegan a estallar o, como dice el reportaje, son “controladas” y por lo tanto no llegan a producir crisis.

Un interesante fenómeno que seguramente ha de ser motivo de análisis de los académicos, sobre todo de aquellos que observan la existencia de dos economías que conviven en el país.

Si resulta que algunos policías se dedican a “administrar” el contrabando, junto con militares del ejército, sobre todo en la frontera con Chile, habrá que sospechar de la existencia de vasos comunicantes que conectan la economía legal con la ilegal.

Nuestras dos instituciones “tutelares” están metidas en el negocio y sólo se entienden, o dejan de enfrentarse, cuando están envueltas en esas actividades, dice un reportaje difundido en Santa Cruz.

Cuando la burbuja está a punto de estallar, se descubre que los ingresos de uno de los sectores de la economía son más que suficientes para cubrir los huecos y seguir insuflando recursos al sector de la construcción.

Para decirlo en pocas palabras: el “blindaje” del que hablaba el exministro de Economía y ahora aspirante frustrado a volver al cargo.

Si la economía ilegal es capaz de llegar como un “plan Marshall” para rescatar a la economía legal cuantas veces sea necesario, es que estamos blindados.

Lo demás es aporte de los aduladores de este esquema, cuando hablan de las “políticas económicas prudentes”, porque o no entienden de qué se trata o lo entienden tan bien que optan por ponerle nombres honorables.

El drama es que en este momento la economía legal se está derrumbando. No habrá un cuerpo al que se deba blindar. Será blindaje puro, máscara pura. El país se habrá quitado el disfraz.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Economía ilegal subvenciona a la legal

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.