Avisar de contenido inadecuado

La droga como potencia

{
}
show details 28 Feb (2 days ago)
Reply
Recuerdos del presente

Territorios de la droga

Humberto Vacaflor

En el siglo XIX, el territorio mexicano era disputado por las potencias de entonces, que eran Estados Unidos y España. En este siglo XXI, el territorio mexicano es disputado por una nueva potencia, el narcotráfico, que viene ganando batallas en otras regiones del mundo y en América Latina.
Con angustia, el presidente Felipe Calderón proclamó que su país no se rendirá ante los narcotraficantes y anunció que ha creado una fuerza especial de 40.000 hombres para enfrentar a los ejércitos de la droga. Ahora no es Hernán Cortez que llega desde Veracruz para tomar Tenochtitlán, ni son las fuerzas confederadas de Estados Unidos que quieren controlar el territorio mexicano: son los soldados de un nuevo poder mundial, el más poderoso de todos.
El narcotráfico es la nueva amenaza. Calderón ha pedido que se haga algo por reducir también el consumo de drogas, que es la fuente del poder del narcotráfico, pero aseguró que su país luchará hasta el fin contra este enemigo.
Este nuevo poder internacional controla amplios territorios en el mundo, como Afganistán, sectores de Laos y Cambodia. En América Latina controla territorios colombianos mediante unos mercenarios que son conocidos como las FARC, controla una amplia región de la selva peruana mediante el brazo narcotraficante de Sendero Luminoso y ha conseguido en Bolivia controlar, mediante el poder de los sindicatos de cocaleros, la región del Chapare y sigue avanzando hacia otras regiones.
El esfuerzo que este poder económico y militar en México tiene que ver con urgencias de marketing. Si controla territorios donde se produce la droga, donde se genera el producto, el “supply side”, necesita asegurar que su producto llegará al lugar donde está la demanda. Tiene territorios en los tres países donde se produce la materia prima y se elabora el producto que son, en orden de importancia, Colombia, Perú y Bolivia. Por lo tanto, le urge contar con territorios próximos al mayor mercado de la droga. Por eso México está en la mira.
El último informe de la DEA sobre la situación del narcotráfico en Bolivia no trae novedades. Hay que leerlo con cuidado pero sobre todo con sentido crítico. Una organización italiana antimafia dijo hace poco que los informes que prepara la ONU sobre la situación del tráfico de drogas mienten. La realidad, dice Luigi Ciotti, de la organización Líbera, es que todas las cifras de la ONU hay que multiplicarlas por tres.
Si nos guiáramos por ese consejo, las cifras del informe de la DEA que menciona a Bolivia como un país que produce 192 toneladas de cocaína por año estarían ocultando dos tercios de la realidad. Quizá eso permita entender cómo es que la economía boliviana está infiltrada por un lavado de dinero que produce un efecto espejismo sobre la crisis.
Pero lo que no dice el informe es que en Bolivia la coca y la droga están ganando la batalla. Que ahora muchos campesinos de las zonas aledañas a los territorios “liberados” por los cocaleros han optado por entrar al negocio. Ya no se interesan en actividades económicas pudorosas. Creen que han estado haciendo de tontos, mientras otros ganaban mucho con poco esfuerzo. Están descubriendo que este poder económico moderno lo único que pide es olvidarse de la moral. Y lo están practicando.
{
}
{
}

Comentarios La droga como potencia

 La industrialización de la coca en el Chapare fue una propuesta "pudorosa" del gobierno cocalero haciéndonos creer que fabricando té de coca se utilizará la coca exedentaria. Un elemental análisis de marketing nos dcie que no hay un mercado en crecimiento ni una demanda insatisfecha de dicho producto. No vamos a pensar que los bolivianos de pronto aumentamos el consumo de té. Además la fábrica de té del Chapare es un proyecto sin futuro por eso no se ha promocionado como un logro del gobierno. 
       La sobreproducción de coca sea en  el Chapare o Los Yungas seguirá yendo al narcotráfico y no a los sobresitos de té (Una idea tan infantil de Evo como que los profesores en la escuela hablen de corrupción para combatirlo de aquí a 45 años cuando esos niños estén trabajando en la administración pública, si pueden).
    Las famosas tiendas de "COCA SOCIAL" son un fracaso porque no tienen clientela y ojal´´a los bolivianos no estemos subvencionado el funcionamiento de tiendas que trabajan a pérdida porque se hallan el lugar poco frecuentados por personas (como la doble vía La Guardia entre tercer y cuarto anillo).
MAX TORRES  GARAY MAX TORRES GARAY 05/03/2009 a las 15:59

Deja tu comentario La droga como potencia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.