Avisar de contenido inadecuado

La dictadura del número

{
}

Recuerdos del rpesente

Los mensajes de Lugo

Humberto Vacaflor*

Que un presidente haga un homenaje a un anarquista en sus primeras palabras es cosa rara. Llegar al poder y dedicar las primeras palabras de un discurso a Rafael Barrett es un contrasentido, salvo que salga de la boca de un presidente paraguayo, el país donde eligió vivir aquel español que murió a los 34 años de edad hace casi cien años.

Barrett no tenía un buen concepto de este tipo de democracias, como que escribió esta durísima frase: "Soportemos esta democracia sin color uniforme, amalgama de todas las ruinas y de todos los gérmenes. Resignémonos a que nos gobierne el número, después de habernos gobernado el tirano; mañana gobernará el talento". Jorge Luis Borges, otro anarquista, tenía la misma idea cuando dijo que la democracia electoral es sólo una sobreestimación de las estadísticas.

La frase de Barrett parece pensada para este preciso momento de la historia paraguaya. Después del gobierno colorado, tirano y corrupto, llega esta solución del número. Pero Lugo podría dar, él mismo, el paso hacia el talento. Por lo menos ese se podría sospechar de otras cosas que dijo en su discurso.

Además del homenaje a Barrett, hizo algunas alusiones a la corriente que domina en estos días en Sudamérica. Dijo que no se propone "eternizar la pobreza con medidas asistencialistas".

Los gobernantes asistencialistas presentes en la ceremonia habían escuchado una crítica igualmente dura a esa tendencia hace pocas semanas en Tucumán, cuando Michelle Bachelet dijo (como lo cité en una anterior columna) que el sistema de jubilación solidaria de Chile se basa "en la responsabilidad financiera y no en el asistencialismo".

Hugo Chávez tenía que haberse sentido aludido y podía incluso ofenderse. Su gobierno ha creado alrededor de quince bonos en Venezuela. La plata del petróleo le permite crear muchos Juancitos Pintos y rentas Dignidades. Casi todos los venezolanos pueden recibir esos bonos, porque son en realidad sobornos sociales. Es la revolución "bonivariana".

Pero incluso Chávez tendría que ponerse a pensar en el futuro de su país y de sus bonos ahora que el precio del petróleo está cayendo y los expertos calculan que se sitúe en 70 dólares el barril en diciembre. Aunque, de todos modos, según cifras que maneja Carlos Hugo Molina, con el petróleo en 45 dólares Chávez tiene a su disposición un presupuesto de 25.000 millones de dólares, que utiliza con propósitos políticos en la región.

La caída del precio del crudo tendría que hacer meditar también a nuestro presidente. El precio del gas natural está cayendo en el Henry Hub desde fines de mayo, todas las semanas, y pasó de 12,93 a 8,11 dólares por millón de BTU. Si se cumpliera el pronóstico sobre el petróleo, el precio del gas que vende Bolivia, que lo refleja, podría caer a la mitad de los niveles actuales.

El panorama podría ser peor todavía si la producción de gas sigue estancada y con tendencia a caer. Y si se acentúa la tendencia bajista de los metales que se dio la semana pasada.

El asistencialismo sin plata es un fraude. Con plata es la mejor forma de eternizar la pobreza. ¿Cómo haces para que entiendan esto los gobernantes que cuando piensan en los números, sólo están pensando en los votos? Lugo ha intentado hacerles meditar.

{
}
{
}

Comentarios La dictadura del número

Muy interesante tu reflexion. Un saludo
Hoteles Badajoz Hoteles Badajoz 19/08/2008 a las 14:15

Deja tu comentario La dictadura del número

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.