Avisar de contenido inadecuado

El diario que Gabo no tuvo

{
}

Recuerdos del presente

El diario que Gabo no tuvo

Humberto Vacflor Ganam

A los pocos días de haber recibido el premio Nóbel, en diciembre de 1982, Gabriel García Márquez tomó la decisión de cumplir unos de los sueños de su vida.
Quería destinar el dinero del premio a la creación de un diario en Colombia. Para eso llamó a Rodolfo Terragno, quien en los setentas había creado El Diario de Caracas y que entonces estaba viviendo en Londres, para pedirle que le ayude a hacer el diario de sus sueños.
Ambos se reunieron en Barcelona a los pocos días. Cuando Rodolfo regresó a Londres (trabajábamos ambos en Latin American Newsletters) me contó cómo había sido la entrevista con el premio Nóbel. Escribí, a partir de ese relato, una crónica en que se reflejaban las preferencias periodísticas de los dos personajes.
Reproduzco ahora algunos detalles de esa crónica que contaba como algo seguro la salida de “El Otro” en noviembre de 1983, que nunca se cumplió.
Gabriel García Márquez confesó que cuando era niño quería tener, y no tuvo, una bicicleta. Ahora quería liberarse de otra frustración.
El inventor de Macondo quería hacer un periodismo diferente.
Para el 11 de noviembre de 1983 estaba previsto que saliera la primera edición del diario “El Otro”. En el nombre del periódico que quiso García Márquez y que, como la bicicleta, no pudo tener, influyó el famoso cuento de Jorge Luís Borges y la intención del Premio Nóbel de hacer un diario que sea diferente de los demás.
Ese día de noviembre, los 100.000 ejemplares llevarían como tema principal el concurso de belleza para elegir Miss Colombia que se habría cumplido en la víspera. Entonces se sabría cómo se puede cubrir un concurso de belleza sin hablar siquiera de la reina, le dijo García Márquez a Terragno.
También Terragno soñaba con hacer un periodismo diferente, como lo había demostrado con la revista “Cuestionario” que dirigió en Buenos Aires hasta que tuvo que salir al exilio en 1976, o “El Diario de Caracas”, que creó y dirigió a partir de 1979.
García Márquez le dijo a Terragno en Barcelona aquel diciembre de 1982, entre otras cosas: “Yo voy a seleccionar 20 periodistas jóvenes, todos menores de 30 años, que sepan hacer un diario pero que deberán aprender a hacer este diario. Lo que quiero es que tú les enseñes a hacerlo y que hagas un número cero. Después yo sigo solo”.
Para Terragno, según me dijo entonces, “el mejor modo de enseñarle a alguien el mejor periodismo sería hacerle leer ENTRE CACHACOS, la antología periodística de García Márquez recapitulada por Jacques Gilard.
Otros detalles de esa entrevista y esa crónica irán en una próxima entrega.
Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario El diario que Gabo no tuvo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.