Avisar de contenido inadecuado

Déficit inoportuno

{
}


[Humberto Vacaflor] ECONOMÍA Y FINANZAS

Déficit inoportuno

 
 Las cosas vienen pesadas para el gobierno, en plena campaña electoral:

• El déficit fiscal, provocado por el despilfarro del G-77 (unos US$ 100 millones), las inundaciones en Beni (unos US$ 30 millones) y en las elecciones (unos US$ 10 millones), se está disparando.

Como única reacción, para cubrir ese hueco el gobierno exige mayores recaudaciones al SIN y la Aduana. Lo que quiere decir que el festín del G-77 (que el presiente Evo Morales dijo que lo pensó él mismo como parte de su campaña) debe ser pagado por los contribuyentes bolivianos. Con este comportamiento, está santificando a los gastos reservados del pasado.

• El país ha tenido que pagar US$ 1.045 millones de Pan American Energy. Dijeron que se pagaría sólo 30% del monto exigido, pero lo que pasó es que se pagó con un descuento de 30%, un pequeño detalle que hace una diferencia muy grande.

• El gobierno se ha desentendido (es decir que autoriza el pago) de la multa aplicada a la ESM por un tribunal de París, por US$ 22,5 millones a favor de la Jindal.

Hay otras deudas que esperan, con España e Inglaterra, mientras el Banco Central debe seguir simulando que tiene todos los recursos suficientes, y que las reservas son inagotables:

• El gobierno no pudo, quizá porque le dio vergüenza, seguir mirando de palco la pelea entre los sindicatos de trabajadores de Huanuni y Vinto, dos empresas estatales virtualmente en quiebra, y ordenó al Banco Central hacerles un préstamo a ambas por US$ 95 millones.

La mina tiene un resultado negativo de US$ 2 millones en lo que va del año y la fundición tiene una deuda de US$ 33 millones con la mina, que le provee de mineral de estaño.

El primer gerente de Comibol que alertó sobre la quiebra de “todas” las empresas mineras estatales, Edgar Córdoba, fue destituido de inmediato, y el viceministro Eugenio Mendoza debió renunciar después de decir que era necesario “racionalizar” los salarios y la administración de Huanuni.

Por el momento, la orden es evitar que los temas de la gravedad de la crisis sean conocidos por el electorado. Para ello, el gobierno cuenta con la total solidaridad y silencio convenido de los medios audiovisuales, decididos a impedir que se difundan las malas noticias, comenzando por la intención de elevar el precio de los carburantes a partir del próximo año.

 

Lo bueno

Es que el gobierno dijo que la cumbre del G-77 fue organizada para mejorar la imagen internacional del país y difundir el “socialismo del siglo XXI”.

Lo malo

Es que la cumbre se convirtió en tres reuniones de 1.300 invitados cada una, con pasajes, hotel, viáticos y regalos para un total de 4.000 personas.

Lo feo

Es que el presidente Morales dijo en una reunión de masistas que lo del G-77 se le ocurrió a él porque le pareció que era “c… la gran campaña”.

{
}
{
}

Deja tu comentario Déficit inoportuno

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.