Avisar de contenido inadecuado

La década perdida, El Diario

{
}

La década perdida

Cuando llegan los precios altos de las materias primas, Bolivia tiene mucha mala suerte. Cuanto más altos son esos precios, peores son los gobiernos que tiene Bolivia.

Entre 1971 y 1978 Bolivia todavía exportaba petróleo y en esa época la OPEP hace subir el precio de 2 dólares a 50 dólares el barril. El estaño se vende en 7 dólares cuando lo normal era que valiera 2 dólares. Pero Bolivia estaba gobernada por Hugo Banzer. Todo el dinero extra que recibió el país fue invertido en algo que no era primordial.

Ya en este siglo, llegó, a partir de 2007, el mayor auge de los precios de las materias primas de que tenga memoria el mundo entero.

El gas natural, por el que Brasil pagaba 1,90 por millón de BTU en el año 2001, llegó a valer 12 dólares.

• Promedio 2006 a 2015 A Brasil US$ 6,50/MM BTU

• A Argentina US$ 8,20/MM BTU

El estaño, cuyo precio era de 1 dólar la libra fina en 2001, trepó hasta los 14 dólares en la última década.

Estaño

• Entre 2006 y 2015 US$ 8,30/libra fina

• Entre 1995 y 2005 US$ 2,60/libra fina

Se calcula que, por esos conceptos y otros, el país recibió en los últimos diez años alrededor de 160.000 millones de dólares, más del doble de lo que recibieron diferentes gobiernos en 40 años. Con ese dinero se hubieran podido resolver las deficiencias de la educación y la salud, pero lo único que pasó es que la educación se ha politizado. Y los hospitales siguen exigiendo a la gente que haga colas desde las 4:00 para no recibir ninguna atención.

Las carreteras de Bolivia son las que registran la mayor cantidad de accidentes mortales de toda América latina.

La industrialización del gas está tan atrasada que la planta separadora de Yacuiba ni siquiera ha podido lograr que el GLP vaya separado de la cocaína en los camiones cisterna que van a Argentina, de una empresa que lleva el sello de YPFB. El empresario que hizo el negocio estuvo preso dos meses y ahora está en libertad. La planta costó 700 millones de dólares.

La planta de urea de Bulo Bulo costó 1.200 millones de dólares pero su producto será tan costoso que no se lo podrá vender ni siquiera a los cocaleros, que son los agricultores más ricos de Bolivia. Y, así, se fue el dinero.

Para los bolivianos, el auge de los precios fue como una estrella fugaz. -

{
}
{
}

Comentarios La década perdida, El Diario

"Un tonto en el poder es una fiesta completa".
160.000 millones de dolares despilfarrados es una cifra INCUESTIONABLE por el gobierno ya que facilmente es el TRIPLE el verdadero CERRO DE DINERO que administraron la tropa de DELINCUENTES HISTORICOS de nuestro pais.
Hay que tener muy en cuenta que la ECONOMIA RESERVA que produce el tropico cochabambino es el brazo fuerte de una de las politicas de estado, que se ha estructurado para ese fin, "RESERVA".
No olvidemos tambien que el PRESIDENTE VITALICIO de todas las federaciones cocaleras que abastecen a la INDUSTRIA PICHICATERA es el PEZ GORDO DEL NARCOTRAFICO, camuflado habilmente como presidente del estado plurinominal, o como minimo complice de la estructura DELINCUENCIAL que se mueve impunemente y a paso de parada.
VICTOR HUGO S. VICTOR HUGO S. 24/01/2016 a las 06:48

Deja tu comentario La década perdida, El Diario

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.