Avisar de contenido inadecuado

Cristin y Evo aman las exenciones

{
}

Economía de palabras

 

Exenciones electorales

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

La señora Cristina Fernández de Kirchner también usa las exenciones tributarias como ofertas electorales en Argentina, igual que hace Evo Morales en Bolivia, y con el mismo desparpajo.

En Argentina las elecciones parlamentarias están a la vuelta de la esquina y las presidenciales dentro de un año, pero la viuda de Kirchner aprobó, con mucha astucia, una ampliación de las exenciones tributarias, de tal modo que abarquen a cada vez más gente.

Si en Bolivia son las cooperativas mineras las que se benefician con esta política de mano abierta y desprendimiento (de lo ajeno), en Argentina son todas las cooperativas, el sector financiero, el judicial y asociaciones civiles.

En 2014, esas exenciones argentinas representarán una pérdida para el Estado de 18.400 millones de pesos, monto muy superior a los 4.000 millones de ahora.

En Bolivia eso no se ha cuantificado. Como los cocaleros nunca han pagado impuestos, ni aranceles de exportación, es difícil saber a cuanto llega la pérdida para el Estado. Pero las cifras oficiales hablan de US$ 330 millones del comercio legal de la coca, equivalente a 40% del total, lo que deja un indicio: si se suma el restante 60%, se llega a los US$ 1.000 millones.

En IVA y en IT deberían pagar los cocaleros US$ 160 millones y no pagan nada. Eso, asumiendo que las cifras de coca legal e ilegal son correctas y no han sido manipuladas por el gobierno.

Las cooperativas mineras, otro sector numeroso que goza de la exención en Bolivia, dicen haber pagado US$ 30 millones de impuestos el año pasado. Lo que pagan equivale a 4% de sus ingresos, una décima parte de lo que pagan las otras empresas mineras. Por lo tanto, esas cooperativas deberían pagar US$ 300 millones.

Sólo con esos dos sectores, las exenciones bolivianas superan a la totalidad de las exenciones argentinas.

¿Cómo se hace para beneficiarse con exenciones tributarias? Se necesita pertenecer a un sector social numeroso, hacer una que otra macha por las calles, con o sin petardos, con o sin bloqueos, se requiere estar cerca de algunas elecciones, pero lo imprescindible que exista un gobierno sin escrúpulos.

Lo demás es pan comido.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Cristin y Evo aman las exenciones

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.