Avisar de contenido inadecuado

El correo y la revolución compradora

{
}

Economía de palabras

Solución para el correo

Humberto Vacaflor Ganam

 

Van cerca de tres meses que el MAS cerró el correo y no encuentra la forma de ponerlo otra vez en operaciones.

Bolivia es el único país del mundo que no tiene un servicio postal. Guatemala cerró el servicio, lo privatizó y luego volvió a ponerlo como empresa estatal.

Pero el MAS, que maneja el gobierno con la billetera más rápida del mundo, no atina a encontrar una solución.

Es que se trata de un caso que no encaja en su especialidad que es comprar equipos muy, pero muy caros, y ponerlas a andar, para decirlo de alguna manera.

¿Qué equipo caro se podría comprar para que el correo de Bolivia vuelva a operar? ¿Habrán inventado alguna maquina, de varios millones, mejor de cientos de millones de dólares, que sirva para este  propósito?

Se ve que no, que nadie ha inventado un equipo costoso de esas especificaciones, porque de lo contrario el MAS ya la hubiera comprado, por lo que ahora no sabe qué hacer. Es lo que se llama un comprador compulsivo.

Pero alguna solución tiene que haber. A ver. Y si dijeran que están comprando un equipo, digamos de 300 millones de dólares y que eligieron el proveedor por invitación directa, sin mencionar comisiones, ¿no facilitaría las cosas?

Después de comprado el equipo se podría decir que ha sido instalado, porque era llave en mano, y explicar luego que la máquina en sí, el equipo caro, no está funcionando todavía por algún “paro programado” pero que las cartas de todo el mundo están llegando y se distribuyen mediante un elemental método administrativo.

Se ve que en aquello de la gestión administrativa, aparte de contratar miles de empleados para cualquier cosa, el MAS no tiene la más remota idea. Nadie es perfecto. Comprar a manos llenas, y muy caro, eso sí sabe.

A veces comete errores. Algunas máquinas muy costosas llegaron sin el botón que suele decir “ON”. Son detalles. Lo importante es comprar. Es la revolución compradora.

Junto con la república, o unos días antes del 6 de agosto de 1825, nació el correo de Bolivia. Quizá por eso no le tiene simpatía el MAS: es de la república.

¿Y qué tal sería crear 36 empresas de correos para las 36 naciones del Estado plurinacional? Con sus costosas máquinas cada una. Ese sí que sería un lindo negocio.

Si tengo alguna otra idea, se las paso.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario El correo y la revolución compradora

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.