Avisar de contenido inadecuado

Cocaína boliviana en la agenda de los vecinos

{
}

Recuerdos del presente

 

Nuestro referéndum

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Como hicieron los escoceses y como quisieran hacer los catalanes, los bolivianos estamos a punto de asistir a una elección que, en realidad, si se la mira bien, es un referéndum.

Cuando en Argentina y Brasil el narcotráfico boliviano es un tema de agenda electoral y hay candidatos de esos países que quieren poner en cuarentena a Bolivia, la elección del 12 de octubre se muestra muy oportuna.

El peronista Sergio Massa y el socialdemócrata Aecio Neves, el uno en Argentina y el otro en Brasil, quieren que sus países tengan posiciones severas frente a la peste del narcotráfico boliviano.

Por lo tanto, sin saberlo, los electores bolivianos tienen que decidir dentro de tres semanas si el país ha de seguir siendo un agujero negro en el centro de Sudamérica, o ha de tratar de redimirse. Si ha de seguir siendo el cuartel de los cárteles internacionales, como dice el viceministro Felipe Cáceres, o se va a librar de esta pesadilla.

Dice Massa que pondrá a las Fuerzas Armadas argentinas en la frontera con Bolivia para salvar a su país de la violencia y la degeneración que les llega con la droga boliviana.

Lo mismo dice Neves, aunque él propone condiciones para que subsista una relación diplomática de Brasil con Bolivia: que los cocales bolivianos sean reducidos al mínimo establecido por la ley y que se haga una verdadera guerra contra el narcotráfico.

Massa ha apuntado a un tema que angustia a los argentinos en este momento, cuando la ciudad de Rosario está virtualmente tomada por el narcotráfico y a pocos días de la primera batalla abierta entre un batallón de narcotraficantes y la policía de Buenos Aires en Villa Lugano.

Joaquín Morales Solá, columnista de La Nación, dijo hace dos domingos: “el narcotráfico está en la antesala del poder en Argentina”.

La disyuntiva para los bolivianos es muy difícil.

Un vendedor de billetes de lotería me dijo en La Paz que gracias al narcotráfico hay mucho progreso en El Alto, con edificios en todas las manzanas.

-¿Y por qué sigues viviendo de vender billetes de lotería?

–Es que, jefecito, yo quiero vivir honradamente.

Desde el Chapare, Miguel Zambrana, el bananero que es mi héroe, me pidió ayuda para decirles a los bolivianos que dejen esta porquería de la coca y la droga porque está matando al país.

El 12 de octubre responderá la gente.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Cocaína boliviana en la agenda de los vecinos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.