Avisar de contenido inadecuado

La coca cambia el eje de Bolivia

{
}

Recuerdos del presente

 

Bolivia cambia, otra vez

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

La instantánea que tomó el censo hecho por el actual gobierno salió movida. Al fotógrafo le temblaban las manos.

Las borrosas imágenes muestran lo que sabíamos: el eje del país se está desplazando hacia el oriente.

Hace cien años se había desplazado desde el sur hacia La Paz, y ahora gira a naciente. El nuevo eje se aleja del Pacífico y llega hasta la cuenca del río de La Plata.

Santa Cruz, con un tercio del territorio nacional, se confirma como el departamento más poblado, el que más alimentos produce y el mayor responsable de las exportaciones ajenas a las materias primas.

La Paz había surgido con el respaldo económico de la nueva estrella de la minería, el estaño, además del complemento imprescindible para esta industria: la coca, entonces sólo para consumo interno.

Ahora también hay huellas de la coca en el nuevo cambio de eje de la economía boliviana, además de las actividades legales, esta vez una coca con vocación de exportación.

La coca está siempre en el centro de la foto en los cambios de Bolivia.

En sólo dos días el 22 y 23 de enero, se descubrieron 100 fábricas de cocaína en San Germán.

Para esta vigorosa actividad económica, Santa Cruz es simplemente su área de influencia, el territorio que conecta a la coca del Chapare con el principal mercado para la cocaína en Sudamérica: Brasil.

Si la actividad agroindustrial enfrenta problemas para exportar, y pese a eso exporta cada vez más, la actividad del narcotráfico se las arregla también para seguir creciendo a pesar de los obstáculos.

Las exportaciones legales son frenadas por el gobierno nacional mientras que las ilegales son frenadas en la frontera por un creciente número de soldados brasileños.

Dicen los lugareños que San Matías es, durante las horas del día, un pueblo normal en la frontera con Brasil, pero que cuando llega la noche se convierte en Ciudad Juárez: es el reino de las mafias.

Los parques cruceños han sido tomados por los cocaleros que actúan respaldados por la autoridad política de las seis federaciones del trópico cochabambino. En zona del Ichilo hay sectores donde la policía no se atreve a entrar.

El Choré está ocupado por gente armada, aunque las FFAA miren para otro lado. El parque Amboró está en una situación similar pero sin gente armada. La mancha de color verde oscuro ha entrado también en el parque Noél Kempff.

Para alcanzar el cetro de primer departamento de Bolivia, Santa Cruz ni siquiera contó con su fabuloso yacimiento de hierro en el Mutún: el gobierno dice que el gas natural es sólo para exportación.

Pasó la estrella de La Paz.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario La coca cambia el eje de Bolivia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.