Avisar de contenido inadecuado

Cifras de la década perdida

{
}

Recuerdos del presente

Hemos hecho historia

Humberto Vacaflor Ganam

Nunca antes Bolivia había pagado a las petroleras por el crudo que producen más de lo que el crudo cuesta en los mercados internacionales.

Ahora, según lo ha decidido el gobierno del presidente Evo Morales, los “campos nuevos” que producen líquidos, como los de Repsol en el campo Margarita, reciben 50 dólares por cada barril. En el mercado internacional el crudo cuesta 37 dólares.

Según dice el experto Carlos Miranda, la planta de urea que se instala en Bulo Bulo, y que costó 1.200 millones de dólares, será una operación antieconómica, porque sus costos de producción serán superiores a los precios de venta, incluso sin contar el costo del transporte.

Y el doctor en geología Carlos Darlach dice lo mismo sobre la planta de Yacuiba, que costó 700 millones de dólares y que no podrá aportar con sus productos a ningún proyecto petroquímico porque sus costos son muy altos. El propano que necesita la petroquímica debería costar hasta 169 dólares la tonelada, pero el costo real será de 230 dólares. Si se llegara a exportar algo sería con subvención.

La planta de litio que los hermanos Echazú instalan desde 2006 en Uyuni, usará 925 millones de dólares hasta el año 2019, según dice un diario paraestatal de La Paz. El problema es que sus costos de producción son superiores a los costos de las plantas de Chile, el primer exportador de litio del mundo en este momento.

El proyecto para encontrar petróleo o gas en el norte de La Paz ha costado hasta ahora 500 millones de dólares, a pesar de que YPFB había hecho perforaciones en la zona en 1991, sin ningún resultado. Las perforaciones llegaron hasta los 4.000 metros de profundidad y luego hasta los 4.800 pero no han encontrado nada.

Ahora, la orden es llegar hasta los 5.300 metros de profundidad porque es urgente producir noticias que complazcan a los electores paceños.Los profesionales responsables se están alejando de un proyecto que consiste en producir noticias para propósitos electorales.

Hay una cuenta pendiente muy grande. Los 140.000 millones de dólares producidos por el auge de precios de las materias primas han sido mal invertidos. Juan Antonio Morales, expresidente del Banco Central, dice que ha terminado la fiesta y hay que llevarse las botellas vacías.

No es una forma digna de hacer historia.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Cifras de la década perdida

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.