Avisar de contenido inadecuado

Chinitos felices con contlatos masistas

{
}

 

Vinto en peligro

VINTO ESTA EN PELIGRO (Siglo 21 N 1258)

Un contrato suscrito por algún error obliga a la fundición de Vinto a vender estaño metálico a la China pero bajo la modalidad CIF, es decir puesto en un puerto chino.

Jamás visto: Nunca, hasta ahora, ningún funcionario del Estado boliviano, y menos aun ejecutivos del sector privado pensaron siquiera en firmar un contrato de esas características.

CIF: Las iniciales CIF significan Cost, Insurance and Freight, que quiere decir que el vendedor debe pagar el embarque del bien en un barco, el costo del seguro del barco y el flete del transporte hasta el puerto de destino.

FOB: Por lo general, las operaciones de exportación se hacen en contratos FOB (free on board), con lo que el vendedor sólo paga el costo del embarque de la mercadería y el seguro, mientras que el comprador paga el flete hasta el puerto de destino.

Ninguna experiencia: A Vinto le resulta imposible cumplir con este contrato, porque hacerlo supondría contar con una gran experiencia e infraestructura logística, nos dijeron expertos en el ramo.

Voz de alarma: En diciembre pasado, el sindicato de trabajadores mineros de Huanuni dio a conocer una inesperada advertencia sobre la posibilidad de que la fundición de Vinto se declare en quiebra.

Ni las autoridades ni los medios masivos prestaron atención a esta denuncia. Los trabajadores de Huanuni dijeron que si Vinto entraba en quiebra podría poner en peligro a la propia mina, y a los 4.700 empleos.

Crece la ola: A pesar de la indiferencia de autoridades y prensa, el caso siguió creciendo. A principios de enero, José Pimentel, exministro de Minería, y ahora miembro del directorio de Comibol, dijo que Vinto estaba en peligro porque el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) no le devolvía los certificados de devolución de impuestos (CEDEIM) por US$ 75MM.

Se trata de certificados que reciben las empresas exportadoras y son libremente transferibles que pueden ser usados para el pago de obligaciones con el Estado.

Nada que ver: La autoridad del SIN, Roberto Ugarte, replicó al exministro Pimentel y dijo que según sus datos, el SIN no está demorado en la devolución de ese tipo de certificados a Vinto. Y que quizá Pimentel confundió dólares con bolivianos en su cálculo.

Eso sí, Ugarte descartó que el SIN pueda ser responsable de la situación delicada en que pueda encontrarse la fundición de estaño.

Dudas crecientes: Lo revelador es que Pimentel sostuvo que Vinto está en dificultades para pagar una deuda. El problema es que con los certificados que reclama al SIN no podría pagar a terceros, como por ejemplo a la empresa china que firmó aquel contrato feliz (para ella).

La voz de alarma de los trabajadores de Huanuni dijo que la situación de Vinto se debe a deficiencias administrativas. La COD de Oruro se sumó a estos pedidos de soluciones, pero nadie ha prestado atención al tema.

El problema es que los chinos están apretando.

{
}
{
}

Deja tu comentario Chinitos felices con contlatos masistas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.