Avisar de contenido inadecuado

Chapare, como el Acre

{
}

Economía de palabras

El Acre y el Chapare

Humberto Vacaflor Ganam

El embajador de Brasil en Bolivia, Raymundo Rocha, recién llegado, entregó un mensaje muy claro al gobierno de Evo Morales: Brasil pide que cambie la economía del Chapare.

El Barón de Río Branco había dicho algo parecido hace 115 años, cuando cuestionó que Bolivia hubiera cedido a la empresa norteamericana “Bolivian Syndicate” todo el territorio del Acre.

El mensaje profundo de Rocha alude a que el Chapare está cedido a un “syndicate” internacional, que lo controla totalmente, aunque sin ningún contrato, como el que mi paisano Félix Avelino Aramayo sugirió que existía entonces con los norteamericanos sólo para proteger el Acre.

¿Cuál es el “syndicate” que controla el Chapare? ¿Es un “syndicate”?

Aquí hay un caso de lo que en francés se llama “faux-ami” (falso amigo), una palabra que se parece a la de otro idioma pero tiene un significado muy diferente. “Syndicate” no quiere decir sindicato.

En inglés significa agrupación de importantes hombres de negocios. Y en Bolivia significa agrupación de trabajadores con un mismo patrón o trabajadores independientes dedicados a la misma actividad.

Esta vez, Rocha alude, ciertamente, al sentido inglés de la palabra. El Chapare está en manos de un “syndicate”: agrupación de importantes hombres de negocios.

Hace un poco más de un siglo, el pedido brasileño tuvo un desenlace conocido, tras la guerra del Acre, o la “revolución dos acreanos”, como se llama en Brasil aquella invasión.

La cosa es muy compleja ahora. Para cambiar la economía del Chapare habría que hablar con el “syndicate” que controla la región, que no tiene dirección conocida. Ni siquiera Roberto Saviano conoce dónde se puede contactar a los dueños de este “syndicate”.

La mayor diferencia con el caso del Acre es que esta vez Brasil exige cambios en un territorio ubicado en el corazón de Bolivia. Si fuera en la frontera quizá el tono habría sido diferente. El tema es muy sensible en Brasil.

El diputado opositor Moroni Torgan dijo a principios de mes que su país tendría que declarar persona no grata al presidente Evo Morales por permitir que en el Chapare se cultive la coca que luego, transformada en droga, envenena a la juventud de su país.

Son maneras diferentes con que los brasileños hacen sus advertencias. Pero la del embajador Rocha es la que más preocupa.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Chapare, como el Acre

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.