Avisar de contenido inadecuado

Cárteles del mundo, uníos... en Bolivia

{
}

Economía de palabras

 

Cárteles el mundo, uníos

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Un reportaje periodístico dice que los cárteles mexicanos han optado por operar desde el sur de Bolivia, en vista de que en esa región hay una notoria ausencia el Estado.

Se trata de una sutileza, por supuesto, ya que el Estado boliviano está ausente de casi todo el territorio, con la única excepción de los 400.000 ciudadanos que, por alguna extraña razón, han decidido ser contribuyentes.

En el sur del país se da el mayor tráfico de contrabando que se registre en toda Sudamérica. Por allí entra desde Chile la ropa usada, los autos usados, los autos robados, y sale, hacia Argentina, gran parte de la ropa usada, previamente clasificada para los gustos gauchos, miles de toneladas de hojas de coca y miles de kilos de droga.

El reportaje sólo se refiere a los cárteles mexicanos, en una actitud discriminatoria que podría ofender a los cárteles colombianos, peruanos y brasileños, además de los de otro origen que operan en el país.

Un informe de Siglo 21 dice que el mapa de la Bolivia de los cárteles comienza en el norte, en Puerto Evo y en Cobija, donde se recibe la droga que llega desde la región peruana del VRAEM.

Segunda etapa, como si se tratara del Dakar de las drogas, es el territorio beniano, donde las avionetas (todas ellas Cessna 206), se reabastecen de combustible antes de enrumbar hacia la frontera cruceña con Brasil.

De allí van hacia territorios controlados, dentro o fuera de Bolivia, dentro o fuera de Brasil (las fronteras son figuraciones ilusorias que se hacen los Estados), cada vez más cerca de los mercados de consumo.

Y están las avionetas paraguayas que llegan a recoger le droga desde las pistas clandestinas de Yapacaní, clandestinas sólo para los ingenuos.

Un libro presentado hace pocos días dice que en el país funciona un sistema de exacción de aportes a la unión de cárteles que operan en el país, una especie de SIN de le economía sumergida. Ese sí que es SIN.

Mirando todo esto, qué ridículos se ven aquellos bolivianos que siguen creyendo en la economía formal, en la economía legal, pagando impuestos, multas y todo lo demás.

El clima político creado en el país es un mensaje urbis et orbis: cárteles el mundo, uníos en Bolivia.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Cárteles del mundo, uníos... en Bolivia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.