Avisar de contenido inadecuado

¿Carabineros con permiso para invadir?

{
}

Economía de palabras

 

Los chilenos no entienden

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

El gobierno de Chile no entiende lo que hace el gobierno de Bolivia con el episodio de los carabineros capturados a cinco kilómetros dentro de la frontera. ¡Y los invita a hacerlo de nuevo. “Serán bienvenidos”, les dice. No aclara si serán bienvenidos cuando invadan territorio boliviano hasta cinco kilómetros de tierra adentro, o más. Un diputado chileno propuso que Bolivia ceda a su país un corredor que vaya hasta Puerto Suárez, lo que sería un abuso de confianza: más de mil kilómetros.

Esto es, según el criterio de los chilenos, un mensaje opuesto al de Eduardo Avaroa. Es la entrega total. “¿Rendirme yo? Pero cómo no”.

Algo sospechan los chilenos. No entienden cómo el gobierno boliviano haga estas demostraciones de hermandad universal después de haber criticado la “usurpación de poderes” en Chile con el caso de los nueve bolivianos capturados en ese país cometiendo actividades non sanctas.

Ellos querrían que un gobierno que critica la falta de independencia de poderes en otro país demuestre, cuando se le presente la ocasión, que él sí respetase esa independencia. No se habrían esperando jamás que después de semejante prédica machacona, que se repitió durante cien días, el gobierno boliviano muestre que la independencia de poderes es un cuento para ingenuos. Un poco de coherencia entre el discurso y los hechos, decían ellos.

Los chilenos no son los únicos confundidos. El Ministerio Público boliviano estaba listo para actuar. Existía un informe del Ministerio de Gobierno: los carabineros cometieron cuatro delitos. Se debía abrir un proceso. Y esperar, si se diera, que el ejecutivo pida un tratamiento especial, por razones de política exterior.

Aquí, el Ministerio Público boliviano cometió pecado de ingenuidad. Algo de la usurpación de funciones se sospechaba en el caso Rozsa, el caso Porvenir, en el juicio a Gualberto Cusi, a Leopoldo Fernández, Mario Cossío y muchos más, sin olvidar el caso de Reynado Ramírez, el joven sentenciado a 30 años por el error de unos jueves y fiscales que fueron despedidos… por orden del Ministro de Justicia, del poder ejecutivo.

Para poder entender lo que ocurre en Bolivia, los chilenos tendrían que hacer un ejercicio o tomar algún estimulante para el cerebro. Y lo mismo debiera hacer el Ministerio Público.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Carabineros con permiso para invadir?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.