Avisar de contenido inadecuado

Capitalistas confundidos

{
}

Economía de palabras

 

Confusión presidencial

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Desde los balcones del Palacio Quemado se han hecho discursos de toda laya, en todos los tiempos, pero nunca se había visto un contrasentido tan grande como el que demostró el presidente Evo Morales al agradecer los votos del domingo 12.

El presidente de las seis federaciones de cocaleros del Chapare, de aquellos que producen coca ilegal y la venden en el mercado ilegal, practicando el capitalismo más salvaje de Bolivia, no tendría que haber dicho que el voto por el MAS fue contra el capitalismo.

El contrasentido crece si se toma en cuenta la circunstancia especial en que se produjo este discurso. Acababa de conquistar la Meca del capitalismo boliviano, Santa Cruz, resultado de las coincidencias ideológicas con el modelo económico que caracteriza al desarrollo cruceño, a la propuesta cruceña.

Está en duda, en efecto, quién conquistó a quién en Santa Cruz, si el conquistador fue conquistado, o si hubo un tardío reconocimiento de coincidencias ideológicas profundas que terminaron por emerger consolidando una alianza que puso fin a groseros malentendidos.

Tan grandes fueron esos malentendidos que en cierto momento un ejército de cocaleros, armado con fusiles y enarbolando wipalas, marchaba para atacar Santa Cruz y reducirla a cenizas, sin que quede piedra sobre piedra. Después vendría el descubrimiento mutuo de las coincidencias, en medio de mutuas expresiones de sorpresa.

En el mismo discurso, el presidente dijo también que quienes votaron por él eran antiimperialistas, seguidores de Fidel Castro y Hugo Chávez.

Los nuevos votos que obtuvo el MAS en Santa Cruz y Tarija, las dos plazas de la Media Luna conquistadas esta vez, no pueden ser definidos como antiimperialistas, si eso se entiende como anticapitalista. Todo lo contrario.

Este nivel de confusión ideológica se presenta cuando el régimen del MAS llega a su momento más difícil. Debe manejar el país sin precios altos de las materias primas, con la producción de gas natural en declinación, con una deuda pública en niveles inverosímiles, quizá por encima de los 20.000 millones de dólares en el momento en que China haya concedido los 3.000 millones solicitados.

Vistas desde esta confusión boliviana, las definiciones ideológicas parecen más forzadas que nunca. Y se les pierde respeto.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Capitalistas confundidos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.