Avisar de contenido inadecuado

¿Cómo calmar a la bestia?

{
}

Economía de palabras

 

Para aplacar al gobierno

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

El gobierno anuncia una nueva arremetida contra el periodismo. Propongo, desde esta columna, un texto de reconciliación y de enmienda. Diría así:

Cuando un país ha encontrado a su líder perfecto y a su gobierno ideal, las críticas son un despropósito pero sobre todo una irreverencia. En estas circunstancias, sólo pueden haber alabanzas.

El gobierno no puede ser criticado porque, simplemente, no comete errores. Eso se ha logrado aplicando religiosamente el parámetro “presidente Morales”. Él es el salario patrón y también la moral patrón, con amplios márgenes, en ambos casos.

Lo mejor de todo es la economía. No tenemos ley de inversiones, de hidrocarburos ni de minería, pero todas las actividades privadas operan en un clima económico alentador. Los organismos internacionales, sobre todo los acreedores, no dejan de elogiar.

Estamos exportando acero del Mutún, baterías de litio de Uyuni, cartón y papel de las fábricas del Chapare para embalar nuestro producto estrella y enviarlo en unas flamantes barcazas chinas. Todas esas actividades han sido inauguradas por el presidente y se da por descontado que están yendo a todo vapor.

En minería, además del Mutún, todo perfecto: Huanuni es un anís, Colquiri un ejemplo de empresa mixta, Mallku Cota cien puntos. Sólo falta arreglar el caso de 211 minas asaltadas y todo estará perfecto.

En petróleo estamos tan bien que nuestras exportaciones crecen todos los años, dejando excedentes para el consumo interno. En esto se ha corregido lo que dice la CPE, que mandaba atender primero el consumo interno y exportar sólo los excedentes. Las importaciones también son hechas con desprendimiento: hay que alentar a países hermanos, como Venezuela y Argentina. Además de Chile.

La industria textil, un ejemplo para el mundo. Los hermanos de la ministra Morales han resultado ser unos genios de la administración de empresas. Un hermano más e inundaremos la China con productos bolivianos.

El sector agropecuario está en su mejor momento. Las exportaciones avanzan a paso firme. Si se aplican prohibiciones para exportar es sólo para proteger los suelos. También hay un proceso selectivo de asaltos de tierras, pero sólo para alejar a extranjeros indeseados.

Todo en el país va muy bien. Tan contentas están las FFAA que pronto cambiarán sus uniformes por polleras, pero del estilo escocés, porque hay que cuidar la dignidad.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Cómo calmar a la bestia?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.