Avisar de contenido inadecuado

Burlas en lugar de explicaciones

{
}

Economía de palabras

Momento de hablar claro

Humberto Vacaflor Ganam

Las últimas denuncias que han hecho dos desertores del “proceso de cambio”, uno en Miami y otro en Brasilia, son demasiado graves: involucran al presidente Evo Morales, al vicepresidente, a dos ministros y un viceministro.
Todos ellos, comenzando por el presidente, habrían sido responsables de los hechos que desencadenaron el caso Rozsa, con muertes, persecuciones, exilios, extorsiones y violaciones de leyes internacionales.
Decir que son “corruptos confesos” o que el fiscal Marcelo Soza estaba confabulando con los imputados para demorar el proceso es tomar por tontos a los bolivianos.
Es probable que el presidente-candidato tenga muchas posibilidades de ganar en octubre a pesar de todos estos hechos, pero está claro que el país necesita una explicación coherente de lo que ha ocurrido.
Harold Olmos y Carlos Valverde han producido buenos trabajos sobre el caso Rozsa, pero el epílogo lo están dando estos personajes que estuvieron moviendo las piezas, manejados ellos mismos por otras manos, lejanas y cobardes.
Aquello que se presentó como una conspiración para dividir Bolivia y sembrar el terrorismo fue, según estos testimonios, sólo una patraña armada desde el Palacio de Gobierno.
Los asesinatos de ciudadanos extranjeros y la despiadada persecución de personalidades cruceñas que siguió a esos crímenes eran, según dicen estos testimonios, hechos dictados por intereses políticos.
Fabricio Ormachea, coronel de la policía, da los nombres del presidente, del vice, dos ministros y un viceministro como los responsables directos de estos hechos.
Y el fiscal Soza dice que recibía órdenes para perseguir (¿extorsionar también?) a ciudadanos que nada tenían que ver con el caso, mientras debía descartar cargos contra otros, con los que los gobernantes habían llegado a acuerdos políticos.
“Si se cae el caso Rozsa, se cae Evo Morales”, dijo hace un año el fiscal Soza en una grabación que ha conocido todo el país.
Si es tan grave la cosa, el surgimiento de estos testimonios merece, de veras, una explicación más seria y responsable que la que dieron el presidente Morales y su ministro Carlos Romero.
No es correcto que, por más preferencias que la candidatura oficialista diga tener, el gobierno se mofe de los bolivianos con este tipo de respuestas que no responden a nada.
Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Burlas en lugar de explicaciones

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.