Avisar de contenido inadecuado

Brasil, potencia vecina

{
}

 

La potencia vecina

Ahora es mucho más notorio que Bolivia tiene como vecino a una potencia mundial. Con la salida de Lula da Silva y la asunción de Dilma Rouseff parece más evidente, en efecto, que Brasil es un país que está en el séptimo lugar de las potencias del mundo.

Tropas y abogados: Unos ejercicios militares de fuerzas brasileñas en la región del Pantanal, para familiarizarse con el territorio usado por los narcotraficantes, se realizaron en marzo. El gobierno boliviano no abrió la boca.

Y la Orden de Abogados de Brasil envió a sus delegados para que reciban las denuncias de sus pares bolivianos sobre los atropellos que comete el gobierno del presidente Morales contra los derechos humanos y contra la independencia de la justicia.

Esto no lo ha hecho nadie hasta ahora, ni siquiera la OEA, pero los abogados brasileños están recibiendo todos esos informes que incomodan al gobierno.

Brasil diferente: De esta manera, el cambio de gobierno que se produjo en Brasil se siente mucho más en Bolivia que en los restantes diez países sudamericanos con los que ese país tiene frontera.

Una fuerza militar brasileña quizá más grande que la usada en la guerra del Acre fue movilizada en marzo en la frontera de la zona del Pantanal, para reconocer el territorio por donde pasa la cocaína boliviana.

Fuerzas combinadas: La revista Defensa de Brasil (www.defensa.com) difundió el informe con estilo agobiante, que dice: La mayor parte de la Flotilla del Matto Grosso, subordinada al Comando del 6o. Distrito Naval de la Marina brasileña, helicópteros Bell 206B "Jet Ranger" del 4o. Escuadrón de Empleo General de la Aviación Naval, del Grupamento de Fuzileiros Navais -especialista en operaciones ribereñas-, todos ellos basados en Ladário, en el Gran Corumbá, limítrofe con la boliviana Puerto Suárez (Matto Grosso do Sul), conjuntamente a la, también con sede en Corumbá, 18a. Brigada de Frontera del Ejército de Brasil, se abocó en el mes de marzo a la realización de los importantes ejercicios fluviales denominados "Cáceres 2011".

Avionetas brasileñas: Es decir que la decisión de la señora Dilma Rouseff de tomar en serio, muy en serio, la amenaza de la droga boliviana, se está cumpliendo.

El detalle de este informe muestra que las avionetas del narcotráfico, que se habrían multiplicado por 500 en los últimos cuatro años, según dijo el ex alcalde de Río de Janeiro César Maia, están en la mira de la Aviación Naval brasileña.

Mundial y Olimpiadas: Según los brasileños, la cocaína boliviana es el motor económico de la delincuencia que se anida en las favelas y que provoca el muy alto índice de inseguridad que hay en Río y Sao Paulo.

Cuando esa inseguridad comienza a mostrarse como un obstáculo para el gran salto brasileño hacia el primer mundo, que serán el Mundial y las Olimpiadas de 2014, el gobierno de la señora Rouseff tiene razón de apuntar hacia los narcos bolivianos.

Sobre la delegación de abogados se ha dicho poco, pero ellos están recibiendo información muy valiosa.

{
}
{
}

Deja tu comentario Brasil, potencia vecina

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.