Avisar de contenido inadecuado

Brasil sabe que no hay gas en Bolivia

{
}

Recuerdos del presente

 

Las dudas de Brasil

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

El principal comprador de gas natural boliviano ha estado enviando noticias, molécula a molécula, sobre las dudas que tiene acerca de la capacidad de Bolivia de seguir vendiendo gas.

Hace dos años anunció el cambio del comprador: serán empresas  privadas las que estén a cargo de la operación y ya no Petrobrás, aunque luego dio un paso más e hizo saber que conoce el estado crítico de las reservas de gas boliviano. Los campos productores se están agotando, dice el informe, y menciona a todos ellos aunque no incluye San Alberto, cuya producción está bajando de manera alarmante. 

Poco a poco, las dudas de Brasil se convirtieron en certezas. La última noticia, difundida por Reuters, dice que el Ministerio de Minas y Energía de Brasil recomienda reducir a la mitad las compras de gas boliviano. Brasil no quiere ponerse en la incómoda situación de tener un proveedor inseguro, que pueda incumplir sus compromisos porque, sencillamente, no tiene el gas que pretende vender.

En Bolivia, aparte de estas noticias que llegan de Brasil, nada se sabe acerca de las reservas probadas, salvo que aceptemos lo que dice el ministro del ramo, Luis Alberto Sánchez, quien asegura solemnemente que las reservas son de 10,6 TCF (unidad que quiere decir billones de pies cúbicos, pero que en inglés se escribe trillones).

En este caso se podría sospechar que se trata de una cuestión de fe. El ministro quiere creer que las reservas son de 10,6 TCF, aunque sin sustento técnico. Desde 2013 que las reservas no son medidas por alguna empresa especializada, porque así lo ha decidido YPFB en contra del reglamento que ordena mediciones anuales. Son los misterios de la fe.

El problema es que Brasil no puede enviar a los hogares y a las industrias un volumen de fe importado desde Bolivia: quiere gas natural. Y como sabe que no existe, pues ha optado por reducir el volumen de compra. Incluso está en duda que quiera firmar un nuevo contrato cuando haya expirado el actual.

Argentina, jugando más a la geopolítica que a la economía, dice que quiere comprar mayores volúmenes de gas boliviano, aunque sabe que no existen. (Sus contratos hay multas por incumplimiento de entrega.)

Hemos pasado del milagro a la tragedia del gas.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Brasil sabe que no hay gas en Bolivia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.