Avisar de contenido inadecuado

Las bombas de tiempo

{
}

Recuerdos del presente

Las bombas de tiempo

Humberto Vacaflor Ganam

 

La Cepal está viviendo un cambio. Acaba de informar que, pensándolo bien, revisadas las cifras, en realidad los gobiernos de los esposos Kirchner en Argentina “subestimaron” la pobreza.

Y también ha informado la Cepal que, si se mira bien, la pobreza no disminuyó en Bolivia, como dice Evo Morales, y que el país está en el nivel más alto de la región, además de ser el que menos dinero destina al gasto público.

Es una manera disimulada de hacer una autocrítica, pero quizá hubiera sido mejor que Cepal la hiciera de manera más explícita, de frente.

Sobre Argentina, Cepal dice que el uso de las cifras oficiales de la inflación llevaron a una “subestimación de la pobreza”.

Cuando Mauricio Macri llegó al gobierno, el nivel de pobreza, en versión de los peronistas (y de Cepal), era de solamente 3%, pero revisadas las cifras resultó que, en realidad, era de 30%. Apenas un cero.

Es que Cepal ha cambiado la metodología de sus mediciones, dice la explicación oficial, que sustituye a la autocrítica.

Hubiera sido mejor admitir que fue un error y que, por ejemplo, la crisis que encontró Mauricio Macri podría definirse como una bomba de tiempo dejada por la versión más corrupta del peronismo, por ahora.

Sobre Bolivia, las cifras de la pobreza también han sido “subestimadas”. Esto surge de comparar las cifras del mensaje del presidente con las que ahora ofrece la Cepal. El primero dice la pobreza disminuyó y la Cepal dice que, entre 2014 y 2017, fue todo lo contrario.

Lo que lleva a mencionar las bombas de tiempo. Macri encontró un campo minado en Argentina. Si Cepal fue o no cómplice, se sabrá después. Por el momento, son bombas de tiempo.

El próximo gobierno de Bolivia, asumiendo que el candidato vetado decida, haciendo un examen de conciencia, retirarse, o que, como se sospecha, sea derrotado, la herencia que dejará esta gestión será tan peligrosa como la que encontró Macri en Argentina.

No devaluar la moneda durante tantos años fue un error, o una táctica de terrorismo futurista. No mover al precio de la gasolina, o del diésel, aumentar la burocracia. Llevar la deuda pública por encima de los 21.000 millones de dólares, que aumentará con los bonos que prepara Arce Catacora, es otra bomba.

Pero son bombas que todos modos van a estallar. No importa quién esté a cargo.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Las bombas de tiempo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.