Avisar de contenido inadecuado

Bolivia, ¿potencia energética?

{
}

Energía en el mundo y en Bolivia

Jorge Espinoza Morales

 Es imposible concebir el desarrollo y la subsistencia de la humanidad sin la utilización de energía, que en buena medida constituye un indicador del nivel de vida y del grado de industrialización de un país. Las energías primarias son las que se obtienen directamente de la naturaleza: solar, hidráulica, eólica, geotérmica, biomasa, petróleo, gas natural o carbón. Las energías secundarias provienen de la transformación de energía primaria con destino al consumo directo o a otros usos: gasolina, electricidad, gas natural etc.

Muchas de las energías primarias se transforman en energía eléctrica,que dada su adaptabilidad, no existe ninguna actividad económica que no la utilice. La energía eléctrica puede transformarse en muchas otras formas de energía, tales como la energía luminosa, la energía mecánica y la energía térmica. Por ello es utilizada en infinidad de fábricas de todo tipo, para mover motores que accionan diferentes equipos y para obtener calor y frío. La industria utiliza aproximadamente la mitad de la energía eléctrica generada. Se utiliza también en el transporte público (ferrocarriles, tranvías etc.). En la agricultura para bombear agua de los acuíferos y para accionar diversos equipos. En los hogares para usos térmicos (calefacción, aire acondicionado, agua caliente y cocina), en competencia con otros combustibles como el carbón y el gas natural, siendo empero la única energía empleada para la iluminación, los electrodomésticos y los dispositivos electrónicos. En medicina para que funcionen equipos cada vez más sofisticados.

Las fuentes de energía pueden ser renovables o no renovables. Entre las renovables están el agua para producir energía hidroeléctrica, el viento para energía eólica, la luz para energía solar, el calor interno de la tierra para energía geotérmica etc. Las no renovables comprenden carbón, petróleo (y su derivado la gasolina) y gas natural utilizados como combustible, (el segundo para accionar millones de vehículos terrestres, aéreos y marítimos), o para producir energía eléctrica y el uranio que como combustible nuclear produce energía eléctrica. Los combustibles fósiles en mayor o menor medida producen CO2, por lo que son muy contaminantes y los principales causantes del desastroso cambio climático por el calentamiento global; los residuos de las plantas nucleares son peligrosos y su manejo debe ser demasiado cuidadoso. Las plantas nucleares son también peligrosas por problemas técnicos (Chernóbil, Ucrania, 1986) o por fenómenos naturales (Fukushima, Japón, 2011). Felizmente las tecnologías para la producción de energía de fuentes renovables están mejorando y los costos bajando, por lo que va subiendo su producción.

El consumo mundial de energía por fuentes en 2014, en millones de toneladas de petróleo equivalente  (Mtpe) para los combustibles y Tera Watts hora (TWh) para las otras fuentes y su porcentaje de participación (%) se compuso así: 1. Petróleo 4.331, Mtpe, 32,9%. 2. Carbón, 3.840 Mtpe, 29,2%. 3. Gas natural, 3.082 Mtpe, 23,4%. 4. Nuclear, 2.577 TWh, 4,4%. 5. Hidroeléctrica, 3.946 TWh, 6,8%. 6. Eólica, 841, TWh, 1,4%. 7. Solar, 253 TWh, 0,4%. 8. Biocarburante, 75 Mtpe, 0,6%. 9. Otros, 518 TWh, 0,9%. En suma, las fuentes fósiles sumaron el 85,5%, las renovables el 10,1% y el uranio el 4,4%. Es de hacer notar que las fuentes fósiles van disminuyendo paulatinamente, mientras que las fuentes renovables a partir del sol y del viento se incrementaron en más del 70% en cinco años, en los países del G-20. En 2015 las energías renovables aumentaron en 150 Gw la potencia instalada, con una inversión de casi $us 300 mil millones. Según la Agencia Internacional de Energía, la energía solar podría proporcionar más de la mitad de la potencia eléctrica del mundo en 2050. 

De acuerdo a un informe elaborado por British Petroleum, en el consumo por países de energía primaria en Mtpe, los principales son China con 3.014, Estados Unidos 2.281 y Rusia 667. En Sudamérica Brasil 293, Argentina 88 y Venezuela 80. Bolivia no figura en estas estadísticas. En reservas probadas de gas natural hasta fines de 2015 en trillones de pies cúbicos, Rusia tiene 1.140, Arabia Saudita 866 y Turkistán 617. En Sudamérica Venezuela 198, Brasil y Perú 15; Bolivia 10.

Según Index Mundi, el consumo de electricidad por habitante en 194 naciones (en KWh) en 2014 fue: 1. Islandia con 51.142, 2. Liechtenstein con 36.448 y 3.Noruega con 23.486. Estados Unidos (10) con 12.186, Corea del Sur (17) con 9.166, Japón (30) con 6.764, China (59) con 3.926. En Sudamérica primero Chile (70) con 3.106 y último Bolivia (129) con 653.

OLADE indica que la capacidad (potencia) eléctrica instalada en Megawatts (MW) en 2011 en países de Sudamérica era Brasil con 117.134, Argentina con 33.810 y Venezuela con 25.705. Bolivia estaba en el último lugar con 1.459 (ahora está por encima de 2.000). Resulta que los dos países con la mayor capacidad instalada son nuestros vecinos, por lo que los proyectos del Gobierno para incrementar la capacidad instalada en unos 8.000 MW, con extraordinarias inversiones, se justificarán solo con mercados asegurados y provisión segura de gas natural para las plantas termoeléctricas. Por los datos expuestos, nunca seremos el corazón energético de Sudamérica.

{
}
{
}

Deja tu comentario Bolivia, ¿potencia energética?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.