Avisar de contenido inadecuado

Bolivia: la década perdida

{
}

Recuerdos del presente

 

La década perdida

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Primer ajuste de la previsión oficial de crecimiento económico para este año: un descenso de 5,9% a 5,0%.

El ministro que hizo la corrección se guardó, por razones obviamente electorales, las cifras de febrero, que le autorizaban a bajar todavía más la proyección para todo el año, porque van dos meses de bruscos descensos en la producción y en las exportaciones.

Mientras tanto, el blindaje de la “demanda interna” generada por actividades ilegales es amenazado desde fuera, cuando Perú anuncia que derribará avionetas que acarrean droga y tienen matrícula boliviana, Argentina podría poner a su ejército en la frontera y el gobierno de Dilma Rouseff muestra que ha identificado en la droga boliviana a la causa de la inseguridad ciudadana, aunque no de la corrupción, que aqueja a Brasil.

¿Cómo está la economía boliviana? Nuestros economistas hacen aportes pero algo falta. Y ese algo ha sido incluido en un ensayo escrito por Carlos Jahnsen Gutiérrez, con este retrato de la situación:

• “El desarrollo y el crecimiento económico de Bolivia se mueven de esta manera, sobre la dinámica inercial de un auge que se desvanece.

• “La alta dependencia de los ingresos de los hidrocarburos con la alta vulnerabilidad que apunta a más de la mitad del presupuesto de la Nación,

• “la creciente dependencia del capital externo para un iniciar un proceso de industrialización que favorece a monopolios estatales ineficientes,

• “el concepto incipiente de parques industriales que en los países pujantes del Asia no sería visto como algo serio,

• “la falta de productos exportables alternativos y competitivos para el mercado mundial,

• “las exageradas expectativas de grupos sociales respecto de un Estado benefactor que sobrepasa la capacidad de generación de ingresos,

• “la dependencia del poder político del poder de la economía de la coca-cocaína, etc.

• “Todo esto lleva en si el potencial para que el “evo-nomics” experimente una metamorfosis hacia un “evo-comics”.

• “Se mueven hacia un punto de inflexión de lo que hubiese sido posible o sería posible, o sea, haber podido generar una economía y sociedad de inversión con diversificación, hacia lo que es puro optimismo, o sea pretender salir del subdesarrollo con una economía rentista y de consumo.”

En suma: hemos perdido la mejor oportunidad que tuvo Bolivia desde 1825 para progresar, porque todo fue dilapidado, como el Fondo Indígena.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Bolivia: la década perdida

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.