Avisar de contenido inadecuado

Angustia por el gas

{
}

Carrera por el gas

 

Pasó el susto. Quedó claro que fue una broma la amenaza del
presidente Evo Morales a las empresas que iniciaron juicios a su gobierno por
anteriores afectaciones.

Ahora, YPFB se ha lanzado a una carrera desesperada por conseguir
que algunas empresas petroleras se pongan a buscar nuevas reservas de gas.

Todas las ventajas para las empresas. Nunca más se las amenazará
pero también se les dará todos los incentivos que quieran.

Ellas, las empresas, están del otro lado del mostrador. Son las
que ponen las condiciones. El gobierno sólo puede abrir la boca para
disculparse por anteriores dislates y para anunciar nuevas concesiones.

Pero Argentina no aceptó todavía las disculpas del presidente
por su alusión a la empresa Pan American Energy (PAE), y sigue adelante con la
idea de prescindir del gas boliviano.

El presidente hubiera querido tratar el tema con la señora
Cristina, pero ella está fuera de circulación y no puede ni siquiera
escucharle.

No sólo eso: ayer se anunció que PAE, junto a Total, la BP, a
china Cnooc y Bridas, se propone hacer una inversión de US$ 1.200 millones para
encontrar hidrocarburos en las costas de Tierra del Fuego.

Es decir que se mantiene firme la decisión de Daniel Cameron, el
secretario de energía argentino, de ir prescindiendo del gas natural boliviano
poco a poco a partir del próximo año hasta desplazarlo totalmente en 2021.

Tan fuerte es la decisión que el gobierno argentino acepta
firmar acuerdos de exploración off-shore con la BP, muy cerca de las Malvinas.

En las mismas horas, el presidente de YPFB firmaba acuerdos con
Petrobras y la British Gas para exploraciones en campos conocidos, como El
Cedro, Huacareta, Izarsama y El Dorado Oeste.

Estos gestos desesperados son contradictorios con los anuncios
que hizo el propio Carlos Villegas rechazando el preocupante balance de las
reservas hecho por Álvaro Ríos.

Decir una cosa y hacer otra que la contradiga se ha hecho una
costumbre en el gobierno. Decir que hay gas suficiente pero firmar nerviosos
contratos para aumentar las reservas no le parece una contradicción al señor
Villegas.

Pero en algo coinciden Villegas y Ríos: cualquier esfuerzo que
se haga ahora por encontrar nuevas reservas podrá madurar dentro de diez años.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Angustia por el gas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.