Avisar de contenido inadecuado

Al gran pueblo argentino...

{
}

Recuerdos del presente

Al gran pueblo argentino…

Humberto Vacaflor Ganam

 

En un hospital de Buenos Aires fue curado mi padre, hace casi 70 años, y en otro nació mi hijo, en 1973, en el exilio.

Mi padre fue llevado por la Fundación Evita desde Tupiza hasta Buenos Aires y atendido en el hospital Rawson. Mi hijo vio la luz en el Sanatorio Güemes, que servía a la Asociación de Periodistas de Buenos Aires. Mi hija, por esos días, recibía la atención del “consultorio del niño sano” en otro hospital.

O sea que cuando el presidente Evo Morales hace sus torpes desplantes a la Argentina sobre la reciprocidad en la atención sanitaria, me parece una estupidez. Y me avergüenza.

Después de meditar, lo que no hace con mucha frecuencia, el presidente se arrepintió y dijo que Bolivia aceptaba dar a los ciudadanos argentinos que aquí viven, el mismo tratamiento de salud que reciben los bolivianos que viven en Argentina.

Atenti, porque esto podría interpretarse como una amenaza, o algo pensado para hacer “tronar el escarmiento”, como decía el innombrable. Porque el servicio de salud de Bolivia es lo más parecido, en América latina, al que tienen ahora los venezolanos en su país. Es la revolución bolivariana, ¿viste?

Los ciudadanos argentinos que estén viviendo en Bolivia o lleguen aquí de paso y necesiten atención sanitaria deben saber algunas cositas.

Para ser atendido en un hospital boliviano debes presentarte en la puerta a las 4 de la madrugada, o dormir allí desde la noche anterior, como terminan haciendo casi todos los pacientes bolivianos, para recibir no la atención que buscas, sino un papel con un número, para que algún médico te vea a lo largo del día.

Si no estás entre los primeros veinte de la cola, no recibes el papel con el número y debes intentarlo de nuevo al día siguiente, con la condición de que estés vivo. No se ha inventado el uso de los números correlativos. No te dan una “ficha” para otro día. Es un eficiente sistema de tortura para los enfermos.

Si sos argentino y estás en Bolivia y necesitás atención médica, lo mejor será buscar un “kalawaya” en el altiplano o un médico-curandero en el resto del país. Cobra poco, te atiende pronto, y, si tenés suerte, capaz que te cura.

¡…Salud!

Humberto Vacaflor Ganam

{
}
{
}

Deja tu comentario Al gran pueblo argentino...

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.