Avisar de contenido inadecuado

Acreedores de Argentina hacen cola

{
}

Economía de palabras

 

Default selectivo

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Mariano Obarrio, escribiendo para La Nación de Buenos Aires, dijo que el gobierno argentino asume como algo “inevitable” que el 31 de julio (ya, ya) ese país vuelva a declararse en “default”, por segunda vez en este siglo.

Lo que lleva a recordar a Jorge Luis Borges. Hace 35 años, cuando le preguntaron si creía que Argentina había tocado fondo en la crisis de ese momento, él dijo: “No, yo creo que podemos seguir hundiéndonos indefinidamente”.

El concepto es entendido por muchos, aunque muy pocos tienen cuidado en repetir las palabras, tal como las dijera el maestro.

Los peronistas, por supuesto, se molestaron entonces con esas palabras, porque la crisis de ese momento también la habían provocado también ellos, y se molestan ahora cuando alguien se las recuerda.

Lo cierto es que esta vez el periodista Obarrio dice que el gobierno peronista del momento, presidido ahora por la viuda de Néstor Kirchner, estaría analizando la posibilidad de declarar un “default selectivo”.

Desde Bolivia habrá que esperar, o rezar a los santos peronistas, para que en el caso de ese default, que se conocería el 1 de agosto, las deudas por el gas boliviano sean excluidas.

Economistas alquilados dicen ahora en Bolivia que no, que la crisis no sería grave, gracias a las “previsiones” y a la “prudencia” de la política económica, pero se nota que no advierten la magnitud del riesgo.

En el anterior “default” (los argentinos usan esta palabra inglesa como si la hubiera utilizado don Quijote) Bolivia se libró de sus efectos porque casi no le vendía gas a Argentina.

Ahora, cuando se declare esta cesación de pagos, y “todos” los acreedores sean advertidos de ello, deberá fijarse un orden de prelación para los acreedores.

En esa lista se deberá definir cuáles de ellos podrán esperar a que sus acreencias sean pagadas en 10 años, cuáles a 20 años y cuáles a 30… y así hasta llegar a los plazos máximos.

Los acreedores de Argentina que renegociaron sus cuentas en 2005 (cuatro años después del default) todavía están esperando que se les pague. Y lo mismo aquellos que la renegociaron en 2010.

En fin, que tenemos a un cliente del gas tarijeño que podría crear problemas. Los economistas alquilados no lo creen. Se les paga para ello.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Acreedores de Argentina hacen cola

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.